Saltar al contenido
Control De Gastos

Cómo ahorrar energía en casa

termostato

Un informe creado por Facua (asociación de consumidores), los españoles pagamos un 15% de media más en la factura de la luz comparando con 2014. Mes tras mes, esto supone un incremento importante en el dinero que destinamos a energía cada año.

Te Interesa
En esta página voy a intentar ayudarte con consejos prácticos y probados para ahorrar energía en casa.

Cada año, tenemos que pagar más y más facturas, pero los sueldos no suben en consecuencia, por lo que al final de cada mes, tenemos menos dinero disponible para ahorrar. Dejando al margen la política, vamos a centrarnos en qué podemos hacer desde hoy para ahorrar energía.

Explora nuestras guías para ahorrar energía

Aísla tu casa para ahorrar energía

Cualquier ahorro de energía será ineficiente si no tenemos la casa bien aislada. De esta forma es clave que el aire no se escape por ventanas, puertas, extractores o conductos ventilación. Si se trata de un caso muy importante de mal aislamiento, necesitarás de una empresa profesional. Pero también es posible que puedas arreglarlo tú mismo con masilla o silicona.

Ejemplo práctico – Poner burletes en ventanas

indicaciones para poner burletes en ventanas

Gracias a la web hagaloustedmismo.cl, podemos ver una imagen sobre cómo añadir un burlete para aislar mejor nuestras ventanas.

Para ello, se coloca un burlete en el rail de la ventana para impedir la entrada de aire frio o caliente.

Dependiendo del tipo de ventana que tengas, esta instalación puede ser más o menos fácil de hacer. En todo caso, te diré que al instalar burletes en todas las ventanas, podrías llegar a ahorrar hasta un 25% de la energía lo que evidentemente supone un ahorro de energía importante a final de mes.

Poner burletes en puertas

Por las puertas también se puede escapar el frío o el calor, haciendo que tengamos que gastar más dinero en calefacción o aire acondicionado cada mes. Para combatir esta ineficiencia, podemos instalar burletes en las puertas. De esta forma, bloquearemos el aire que entra y sale, permitiéndonos ahorrar dinero en cada factura. Aquí tienes una completa guía sobre como instalar burletes en puertas

Colocar protecciones solares para ahorrar energía

Otra forma de ahorrar luz día a día es protegerse del sol, especialmente en aquellas zonas con un clima caluroso y soleado. Mejorar la carpintería exterior de la fachada o balcón, puede ayudarnos a ahorrar una cantidad importante de energía. Dependiendo de la extensión que necesites trabajar y de tu presupuesto, puedes elegir entre las siguientes opciones:

toldo para el sol

  • Toldos: Extensibles o tradicionales te ayudarán a mantener la vivienda más fresca, ahorrando energía al final del día.
  • Persianas: Siguiendo el mismo principio que los toldos, puedes elegir entre una gran variedad de persianas para ahorrar luz a final de año.
  • El color de las paredes: El ahorro de energía al pintar las paredes exteriores de blanco en ciudades con mucho sol (Sur de España por ejemplo), puede llegar a ahorrar un 25-30% de la energía.

Ahorra energía con la calefacción

Partiendo de la base de que no vamos a pasar frío, es importante saber que con la calefacción malgastamos muchísimo dinero, por lo que podemos cambiar cosas para ahorrar energía a final de mes.

Consejos para ahorrar electricidad con la calefacción

  • Instala termostatos por zonas. Puede que esto parezca un gasto extra, pero la verdad es que al final ahorrarás dinero. Instalando llaves termostáticas en cada radiadior te permitirá regularlos independientemente, por lo que podrás ahorrar dinero al tener en cada estancia la temperatura adecuada. Al mismo tiempo, puedes cambiar la temperatura de cada habitación según la hora en la que vayas a utilizarla.
  • La temperatura ideal de la calefacción debería ser entre 19 y 21 grados en invierno. En verano debería ser entre 24 y 26 grados. Cada grado que aumentes  la temperatura en invierno el consumo aumentará un 7%.
  • No tapes los radiadores con muebles o dejando ropa a secar enfrente de ellos ya que al final terminarás subiendo la temperatura porque la estancia esta fría.
  • Baja el calentador de agua. Normalmente, cuando te instalan un calentador de agua, la temperatura está a 60 grados. Esto es muchísimo más de lo que necesitamos. 40 grados es más que suficiente.

Una cosa más que quizá te interese

Si crees que más del 30% de tu consumo se produce por la noche (normalmente tarifa reducida), puedes hablar con tu empresa para cambiar la potencia contradada, pudiendo así ahorrar un poco cada mes.

También puedes programar los electrodomésticos para que funcionen por la noche, cuando la electricidad es normalmente más barata.