Saltar al contenido
Control De Gastos

Cómo Ahorrar en Calefacción – Ahorrar Energía desde ya.

ahorrar dinero

Partiendo de la base de que no queremos pasar frío, es importante saber que con la calefacción malgastamos muchísimo dinero, por lo que podemos cambiar cosas para ahorrar energía a final de mes. Consejos generales

  • Temperatura ideal de la calefacción: Entre 19 y 21 grados.
  • Baja la temperatura del calentador de agua. 40 grados debería ser suficiente.

A continuación, vamos a ver algunas formas prácticas y fáciles para ahorrar dinero en calefacción cada mes.

Nuestra forma de consumir y hábitos

Quizá el punto más importante a la hora de ahorrar calefacción, energía y dinero, son nuestros hábitos de consumo. Siguiendo estas simples ideas, puedes ahorrar un dinero importante cada año en calefacción sin cambiar radicalmente tu estilo de vida.

Colgar la ropa en interiores

Esto lo he visto durante mucho tiempo, principalmente en casa de mis padres. Me refiero a colocar la ropa encima de radiadores para que se seque antes. Puede que ayude a secar la ropa más rápido, pero al hacerlo, estaremos cortando el flujo de aire caliente que los radiadores producen.

Al aire caliente, sube hacia el techo y se expande por el techo de toda la casa, calentando todas las estancias. Al colocar ropa encima de los radiadores, estarás cortando el calor de raíz, obligando a la caldera a utilizar más energía, gastando más dinero cada mes en consecuencia. Así que, intenta ser más previsor, y guarda un poco más de tiempo para secar la ropa; ahorrarás dinero a largo plazo.

Uso de alfombras. ¿Por qué no?

Si no tienes parquet o suelos de madera en casa, tu suelo no estará reteniendo el calor de forma eficiente. Por lo que al final, necesitarás más energía para mantener la casa caliente.

Evidentemente, será mejor poner alfombras donde la calefacción este funcionando más tiempo. Un ejemplo sería la sala de estar o comedor, donde podemos pasar más horas con la calefacción encendida.

Las alfombras, además de bonitas, te permitirán aislar el suelo mejor y ahorrar calefacción. Eso sí, la cantidad de alfombras es una decisión que tienes que tomar tú.

bebe gateando por una alfombra

 

Ahorra dinero programando la calefacción.

Utilizar la calefacción de forma lógica implica no tenerla encendida cuando no estamos en casa. Para ello, necesitaremos programar la calefacción para optimizar el consumo y ahorrar dinero a final de mes. Para ello, necesitarás un cronotermostato. Esto sirve para encender y apagar la calefacción a la hora que queramos. Por ejemplo, puedes programarla para que se encienda 10 minutos antes de llegar a casa y apagarla 20 minutos después de irte a la cama.

El ahorro de calefacción al instalar termostátos programables es instantánea, por lo que es muy recomendable hacerse con uno.  A continuación te dejo algunos termostatos programables (enlaces a Amazon).

Los radiadiores. Su mantenimiento

Evidentemente, que los radiadores estén en buen estado es muy importante para que funcionen bien y transmitan perfectamente el calor a la casa. Para ello, su mantenimiento ha de ser perfecto. Aquí te dejo unos consejos para tus radiadiores:

  • Asegúrate de que los radiadiores calientan bien. Se que suena obvio, pero puede que percibas diferencia en la temperatura en la parte baja y alta del radiador. Si notas esta diferencia, significa que no están funcionando como deberían, y que debes pasar a la acción.
  • Purgar los radiadores: Si notas la diferencia en temperatura, seguramente necesites purgar los radiadores de tu casa. Esto debe hacerse al menos una vez al año
Para tu información
El aire dentro de los radiadores no deja que el agua caliente fluya libremente, por lo que gastaremos más energía y obtendremos menos calor. Tras purgar los radiadores, apreciarás una mejora instantánea en la calefacción de tu casa.

Aquí, un vídeo explicativo.

 

El mantenimiento de las calderas

El mantenimiento de las calderas, al igual que el de los radiadores, es muy importante para no gastar más calefacción de la necesaria. A continuación, algunos consejos para el mantenimiento de calderas:

  • La caldera debe revisarse cada dos años aproximadamente. Esto es vital para que la caldera funcione bien (sea segura y no gaste más de lo debido).
  • Vigila la presión de la misma. Para un correcto funcionamiento debe situarse entre 1 y 1.5 bares.
  • Puedes ahorrar en calefacción ajustando la temperatura de la caldera. Si tu caldera lo permite, ajusta la temperatura del agua caliente a 40 o 45 grados y la de la calefacción a 55 grados.
Importante
Las calderas son mecanismos complejos, por lo que para su mantenimiento siempre debes consultar con un profesional.